Diariocrítico de México
Sábado 1 de noviembre de 2014 | actualizado a las 02:44 horas

 
disminuir tipografia
agrandar tipografia

Republicano Romney aún puede ganar, pero no será fácil

por el 21/09/2012 a las 02:33 horas
Galería
Autor:
Quizás le interese ...
Las últimas semanas no han sido buenas para el contendor presidencial republicano Mitt Romney.
 
Una convención republicana sin mayor brillo, una respuesta improvisada ante el descontento en Oriente Medio, informes de discordias dentro de su campaña y un video grabado en secreto que muestra a Romney burlándose de un 47 por ciento de los votantes estadounidenses, han afectado a su equipo.
 
Por eso, muchos republicanos temen un desastre en las elecciones del 6 de noviembre. Pero hay más.
 
El presidente demócrata Barack Obama ha logrado una leve ventaja sobre Romney en los sondeos nacionales y nuevas encuestas indican que Obama tiene una ventaja significativa donde más importa: en los estados de Ohio, Virginia y Florida, los más codiciados de nueve estados políticamente divididos, o "indecisos", que son cruciales para conseguir los 270 votos electorales necesarios para ganar la Casa Blanca.
 
Entonces, a siete semanas de las elecciones ¿ya se acabó todo para Mitt Romney?
 
Todavía no. Pese a una serie de deslices y muchos cuestionamientos sobre su campaña, Romney continúa muy cerca de Obama.
 
El ex gobernador del estado de Massachusetts aún tiene tiempo para cambiar la trayectoria de la carrera electora, pese a que no ha mostrado la capacidad de hacerlo en los últimos meses, cuando ha presentado a Obama como un fracaso a la hora de impulsar a la vacilante economía.
 
Habrá tres debates presidenciales en octubre y Romney -quien el mes pasado suavizó su agenda de campaña para dedicar tiempo a practicar para los debates- claramente está apuntando a los duelos con Obama como una oportunidad de mostrar a los estadounidenses que está mejor preparado para arreglar las cosas.
 
Obama continúa vulnerable debido a una tasa de desempleo persistentemente alta de un 8,1 por ciento, a un débil crecimiento económico y a grandes mayorías de votantes que creen que Estados Unidos está en mal camino.
 
"Romney acaba de salir de uno de los peores meses en política presidencial en la historia reciente y está sosteniéndose ahí", comentó el estratega republicano Rich Galen.
 
"Si yo fuera uno de los chicos de Obama en Chicago, estaría pensando: '¿Qué se necesita para deshacerse de este tipo? No se irá", agregó.
 
Romney aún enfrenta enormes desafíos.
 
Sondeos indican que la mayoría de los estadounidenses estiman que Obama atiende a sus preocupaciones mejor que Romney, un ex ejecutivo de una firma de inversiones privadas con una fortuna estimada de hasta 250 millones de dólares.
 
Una convención republicana dedicada a humanizar a Romney parece no haber tenido un efecto duradero sobre los votantes.
 
Un video en el que Romney denigra a los partidarios de Obama, afirmando que no pagan impuestos a la renta y que viven de las dádivas del Gobierno, reforzó el mensaje de los demócratas de que Romney es un tipo rico y alejado de la realidad de la gente corriente.
 
ROMNEY DEBE SUAVIZAR IMAGEN
 
Para tener cualquier esperanza de derrotar a Obama, Romney debe proyectar una imagen más cálida, afirman analistas.
 
Romney parecía tratar de hacer eso el miércoles en Florida, donde suavizó su tono sobre la reforma de salud de Obama y sobre la inmigración ilegal.
 
"La pregunta para Romney es si puede hacer lo que hasta ahora no ha logrado, que es dar un vuelco a su imagen personal y hacer que la gente se sienta más cómoda con él", declaró el encuestador Andrew Kohut del Pew Research Center.
 
Un sondeo de Reuters/Ipsos esta semana mostró que más de un 40 por ciento de los votantes ven a Romney en forma menos favorable tres ver el video del "47 por ciento".
 
"El carisma de Romney aún no es grandioso. La gente no lo ve creíble, no es visto como empático. Tiene que hallar un modo de superar todo eso", explicó Kohut.
 
El jueves, el promedio de Real Clear Politics de sondeos nacionales le dio a Obama una ventaja de 3,1 puntos porcentuales sobre Romney, mientras que el sondeo de seguimiento diario Rasmussen muestra a Obama con una ventaja de 2 puntos. Otra encuesta de Gallup muestra a ambos candidatos empatados.
 
El sondeo de seguimiento diario Reuters/Ipsos mostraba el jueves a Obama liderando la carrera con un 48 por ciento frente a un 43 por ciento de Romney. Una encuesta de Pew daba a Obama una ventaja de 8 puntos, un 51 por ciento frente a un 43 por ciento, mientras que un sondeo de NBC/Wall Street Journal arrojó un 50 por ciento para Obama y un 45 por ciento para Romney.
 
Obama también lidera en ocho de los nueve estados más competitivos, lo que le da más opciones para conseguir los 270 votos electorales. El mandatario podría sobrevivir una derrota en Ohio o Florida -o incluso en ambos-, pero perder en cualquiera de esos estados sería desastroso para Romney.
 
 
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Acerca de esta noticia en Blogs
Cargando...
Publicidad
CLAVES DEL DÍA
Publicidad

Red Iberoamericana de Diarios Digitales Red Iberoamericana: ArgentinaBoliviaColombiaEcuadorMéxicoN.YorkPerúVenezuelaMiami
 

Diariocrítico | Diariocrítico del Ocio | Quiénes somos | Contacto | Consejo editorial | Aviso legal | Política de privacidad | rss
© Grupo Diariocrítico - Todos los derechos reservados - Powered by GCD